Ideas románticas en Zaragoza

  • Subir a la Torre del Pilar. El símbolo por excelencia de la ciudad es la basílica del Pilar, por lo tanto es uno de los monumentos que además de fotografiar desde el exterior también podréis conocerlo por dentro. Si queréis un momento romántico, nada como subir a la Torre del Pilar y tener una maravillosa vista en 360 grados de toda la capital aragonesa. En un primer tramo al cual llegaréis en un ascensor panorámico, podréis estar al aire libre contemplando cada detalle de la ciudad: sus iglesias, el río Ebro, los parques, los monumentos cercanos… Después, podréis continuar hacia arriba y en un mirador cerrado tendréis la oportunidad de seguir descubriendo la ciudad a vista de pájaro.

 

  • Atardecer en el Parque Grande. Uno de los parques con más encanto de la ciudad es el Parque Jose Antonio Labordeta, conocido comúnmente por el Parque Grande. Es el escenario perfecto para una pareja de enamorados ya que cuenta con todo tipo de recovecos donde encontrar intimidad. Arboledas, zonas de césped a orillas del río Huerva, una gran rosaleda, un paseo con fuentes y cuidados jardines y nuestro lugar favorito: la Fuente del Batallador. Está frente a la entrada principal del parque y si os animáis a subir su gran escalinata, podréis disfrutar de unas hermosas vistas así como un rincón muy romántico para ver atardecer.

  • Paseo nocturno. Aunque lo más recomendable es subir a la Torre del Pilar de día, te recomendamos que volváis a este punto durante la noche. Y es que la imagen de la Plaza del Pilar con sus principales monumentos iluminados, se convierte en uno de los escenarios más románticos de la ciudad. Podréis fotografiaros junto a la basílica, la Catedral de La Seo, la Fuente de la Hispanidad, la imagen de Goya… Además, tenéis cerca muchos bares de tapas donde disfrutar de la cocina aragonesa durante vuestra escapada.

  • Paseo en barca. El Ebro sólo es navegable para deportistas expertos, podréis ver gente descendiendo en piragua o en kayak… Pero si vosotros queréis un plan romántico y el cuál podáis hacer sobre el agua sólo tenéis que ir hasta el centro comercial de Puerto Venecia. Durante los meses de primavera y verano, el lago que hay en la parte exterior del centro está disponible para alquilar una barquita y durante un rato tener un momento de intimidad para dos. Además aquí encontraréis todo lo necesario para ir de compras en vuestro viaje así como una amplia variedad de bares y restaurantes.

  • Restaurante romántico. Y por supuesto Zaragoza es una ciudad en la que encontraréis una amplia oferta de restaurantes románticos. Si os gustan los italianos podréis disfrutar de una velada para dos en alguno de sus centros comerciales o por las principales calles del centro. Eso sí, os recomendamos reservar mesa con antelación ya que sobre todo los fines de semana es complicado conseguir sitio si no se ha solicitado previamente.

  • Spa para dos. Otra idea romántica que podréis hacer en vuestra escapada a Zaragoza es pasar un día de relax en cualquiera de los spas que hay en la ciudad. Muchos gimnasios de la zona disponen de balneario y salas en las que saldréis con las pilas recargadas. La oportunidad perfecta para sorprender a tu pareja mientras el resto de la escapada seguís descubriendo esta interesante y romántica ciudad.

  • Candado en el Puente de Santiago. Y por último, uno de los lugares que tienes que visitar en Zaragoza con tu pareja es el Puente de Santiago. Desde él podréis haceros una bonita fotografía con la catedral de fondo y además uniros a la moda de poner un candado para sellar vuestro amor y lanzar la llave al río. A lo largo del vallado, veréis que hay diferentes candados de otros enamorados que han querido hacer este romántico gesto.