• Parque Macanaz. Una de las zonas verdes más bonitas de Zaragoza es el Parque Macanaz, ya que es nos permite disfrutar de la naturaleza a un paso del corazón de la capital aragonesa y con unas vistas inmejorables. Al estar situado en la margen izquierda del Ebro, en la misma orilla del río, la ubicación es perfecta para ver la basílica de frente y en todo su esplendor. Al haber muchos árboles a lo largo de la ribera, podrás sacar una fotografía preciosa de la abundante vegetación de la zona con el templo de fondo.

  • Puente de Santiago. Uno de los puentes que dan acceso desde la margen izquierda de Zaragoza al centro de la ciudad es el Puente de Santiago. La fotografía desde aquí no puede ser más bonita, captarás la hermosa catedral con el Puente de Piedra en la parte izquierda de la fotografía y el río atravesando sus arcadas. Si la haces durante el amanecer tendrás un contraste de colores espectacular, y si optas por este lugar durante la tarde, el sol alumbrará completamente el templo ya que lo tendrás de espaldas a tu cámara.

 

  • Puente de Piedra. Como decíamos, el Puente de Piedra es uno de los que están situados más cercanos a la Plaza del Pilar, por ello, se convierte en el escenario perfecto de todo aquel que quiera fotografiar la basílica. Este puente cuenta con varias zonas que sobresalen de la zona peatonal y son perfectos para poder tomar tantas imágenes como se quiera. Eso sí, en los días de cierzo (el viento característico de la ciudad) es complicado hacer buenas imágenes en esta zona ya que es una de las sopla con más fuerza. Para ello te recomendamos quedarte justo en la entrada del puente desde la margen izquierda ya que desde aquí también podrás fotografiar todo el monumento pero más cobijado del aire.

  • Ribera del Ebro. Pasear a orillas del Ebro es una auténtica maravilla; hay diferentes zonas de acceso en ambas orillas que te permiten bajar hasta el río y poder hacer este recorrido disfrutando de la naturaleza en pleno corazón de la ciudad. Sin embargo, uno de los lugares predilectos para fotografiar el Pilar es hacerlo junto al Balcón de San Lázaro. Encontrarás el acceso para bajar justo al lado del Puente de Piedra y allí verás que hay una explanada de cemento perfecta para sacar unas fotografías preciosas. Es el escenario favorito en los reportajes de novios y comuniones ya que no suele estar tan abarrotado de turistas como el propio Puente de Piedra y tienes espacio suficiente para usar elementos necesarios en tu fotografía.

 

  • Torre del Pilar. Y suele ser complicado obtener buenas fotografías de un monumento una vez te encuentras dentro de él, en el caso del Pilar ocurre al contrario. Si optas por subir a la Torre del Pilar podrás tener unas imágenes preciosas de la basílica; sus coloridas cúpulas, el resto de torres, el río atravesando la ciudad en la parte izquierda de la imagen… Hay diferentes alturas para tomar fotografías (una exterior y otra cerrada con cristaleras) por lo que podrás dedicar el tiempo que quieras a obtener la instantánea perfecta.