Qué hacer en el Parque Tío Jorge

Pero antes de ir a los puntos más turísticos del casco, merece la pena recorrer este gran espacio verde ideal para los que viajan a Zaragoza con mascota o van a conocer la ciudad en pareja o con familia. Hay varias zonas infantiles para los más pequeños de la casa; una en la entrada de Valle de Broto (frente a la sede de Bomberos de Zaragoza) y otra en la zona junto a la Biblioteca (junto al acceso por la plaza San Gregorio). Hay columpios para pequeñines, toboganes, fuentes, zonas de arena; encontrarás todo lo necesario para que los niños disfruten al aire libre.

En el corazón del Parque hay un gran lago donde poder ver patos nadando y una pasarela que te lleva hasta una pequeña isla en el centro. Este está rodeado de bancos donde poder descansar y disfrutar de la naturaleza en sin salir de la ciudad. Cuenta con canchas de baloncesto, una terracita para tomar algo los días de buen tiempo y un circuito para los más deportistas. En sus amplias explanadas de césped podrás pasear a tu perro y que éste corra con total libertad; recuerda que en Zaragoza se permite soltar a los perros de 20 a 8 horas en los meses de noviembre a mayo y de 21 a 9 horas el resto del año.

Además, aquí tiene lugar algunos actos a lo largo del año siendo el más conocido la festividad de la Cincomarzada .Puedes acceder con varias líneas de autobús (el 29, 36, 50, C1) o incluso con el tranvía. Y en los alrededores, como decíamos al principio, encontrarás zonas para aparcar sin problema. Por eso es un punto perfecto para dejar el coche, pasear por esta zona verde y después cruzar el Ebro para adentrarte en el casco antiguo.