Platos típicos en Zaragoza

  • Ternasco de Aragón. Si hay un plato típico en Zaragoza y en toda la región es el ternasco. Se trata de un cordero joven, sacrificado antes de cumplir 3 meses de vida y que generalmente se suele servir asado, a la pastora, a la caldereta o en chuletas.

 

  • Migas de pastor. Aunque es un plato sencillo es uno de los más tradicionales de la zona y el cuál podrás encontrar en muchos restaurantes de la localidad. Se hacen como las migas que conocemos pero se le añade longaniza, ajo e incluso en algunas recetas el sebo de los riñones del cordero.

  • Borraja. Una de las verduras directamente relacionadas con la gastronomía zaragozana es la borraja, así que te animamos a que la pruebes en tu visita por la capital aragonesa. Se puede consumir hervida con patatas, salteadas con jamón, cocinadas con almejas, en ensalada, acompañada de salsa de setas…

 

  • Pollo al chilindrón. Si no te gusta el sabor del cordero, otra opción de comer carne en Zaragoza probando un plato típico es optar por el pollo al chilindrón. Se prepara con productos de la huerta aragonesa, donde destacan los pimientos, los tomates, el cardo, las cebollas, la borraja, las judías verdes… ¡Un plato de lo más completo!

Vinos de Aragón

Para poder pasar la comida nada como calmar la sed con otro de los productos que no pueden faltar en una visita a Zaragoza: su vino. En Aragón hay diferentes Denominaciones de Origen, las cuales podrás probar en prácticamente cualquier establecimiento de la capital. Así pues podrás degustar el de Cariñena, el de Calatayud, el del Campo de Borja o el del Somontano. Lo más recomendable es tomar una copa acompañada de una buena tapa o uno de los platos típicos que hemos visto anteriormente.

Dulces típicos de Aragon y Zaragoza

Para endulzar tu visita a Zaragoza te proponemos los tres productos más típicos de la ciudad y que todo turista debe llevar en su equipaje de regreso: el guirlache, los adoquines y las frutas de Aragón. Estas últimas son frutas confitadas, generalmente con un toque de licor y cubiertas finalmente con chocolate. Estéticamente parecen bombones y podrás probarlas de todo tipo de sabores: naranjas, manzana, higos, sandía, cereza, albaricoque… El guirlache también se consume en otras regiones del país como Cataluña o la Comunidad Valenciana, pero si no lo has probado hasta ahora, debes saber que son almendras bañadas en un caramelo sólido con forma de tableta.

Y por último te animamos a que pruebes el suvenir por excelencia de Zaragoza: los adoquines del Pilar. Son caramelos envueltos con una imagen de la Virgen del Pilar en las que por dentro podrás leer diferentes jotas aragonesas. Su principal atractivo es que podrás encontrar tamaños de lo más diversos, desde el más parecido a un caramelo convencional ¡hasta adoquines de 5 kilos! Los venden en paquetes y es el regalo perfecto para traer de tu escapada.