Qué visitar en Zaragoza

  • Ruta Cesaraugusta. Gracias al paso del río Ebro la ciudad se convirtió en un punto importante para los legionarios romanos, pues muchos establecieron aquí su vivienda ya que además por aquella época el Ebro era totalmente navegable. De ahí que destaquemos entre los puntos de interés de Zaragoza los restos de la ciudad romana que podemos encontrar en Zaragoza. Los cinco atractivos principales son las murallas romanas, el anfiteatro romano, los baños termales, el antiguo puerto fluvial y el foro romano; todas ellas se agrupan en un mismo recorrido que los turistas pueden realizar en la llamada Ruta Cesaraugusta.

 

  • Basílica de El Pilar. Otro monumento que imprescindible en una visita a Zaragoza y que además es todo un referente a nivel nacional es el templo religioso más importante: la basílica del Pilar. Se trata de una impresionante construcción de grandes dimensiones, decorada con diferentes estilos arquitectónicos y formadas por cuatro altas torres que se pueden divisar desde toda la ciudad. Una de ellas permite el ascenso a los turistas a la parte más alta para tener una increíble panorámica en 360 grados de la ciudad con el Pirineo de fondo; no te dejes de subir a la Torre del Pilar en tu visita.

  • Plaza del Pilar. Y por lo tanto, uno de los lugares neurálgicos y más visitados de Zaragoza es el emplazamiento donde se sitúa la basílica: la Plaza del Pilar. Se trata de un espacio emblemático de la ciudad, repleto de fuentes y monumentos donde en todo momento está presente el agua, evocando el río Ebro que cruza la ciudad; sin duda este es un elemento que está presente en gran parte de la ciudad. Frente a las puertas del templo religioso se concentran todo tipo de tiendas de souvenirs y locales de restauración. Junto a la basílica y en la misma Plaza del Pilar están otros puntos de interés de la ciudad como la Estatua de Goya o el Ayuntamiento.

 

  • La Aljafería. Uno de los palacios más importantes que se construyeron durante la época de las Taifas y que todavía hoy en día se encuentra en perfecto estado de conservación es el de la Aljafería. Está situado a unos minutos del centro de Zaragoza y en la actualidad es la sede de las Cortes de Aragón. Sin embargo, está abierto al público y pueden verse en su interior diferentes espacios de una importancia histórica y arquitectónica incalculable. El Salón del Trono, la Torre del Trovador o el Patio de Santa Isabel son alguno de los rincones imprescindibles que todo turista debe visitar en su interior. Aunque la entrada general cuesta 5 euros por persona, los domingos de 10 a 14 horas es gratuita.

Estos son algunos de los elementos más importantes que podemos ver en Zaragoza, sin embargo si visitas cada una de las secciones podrás descubrir muchos más.