Dormir gratis en Zaragoza

  • Intercambio de casas. ¿Te imaginas que pudieras llevarte tu casa ‘a cuestas’ cuando tuvieras que viajar? ¿Y por qué no mejor dejar que otra persona la utilice durante tu ausencia y tú a su vez la suya? En esto consiste el intercambio de casas que se puede realizar a través de diferentes empresas de forma rápida, segura y sencilla. Sólo hay que registrarse, poner fotografías de tu vivienda e indicar información sobre ella así como las fechas en la que podría estar disponible. Uno de los aspectos más importantes para que confíen en ti otros huéspedes y tú en ellos son los comentarios y valoraciones que se pueden hacer a través de sus webs. Esto permite crear un cierto vínculo de confianza con la persona que ‘invadirá’ tu casa y tú lo harás en la suya. Si quieres visitar Zaragoza y no tener que pagar por dormir, sólo tienes que registrarte en cualquier de las páginas dedicadas a ello y solicitar tu petición a un usuario que resida en la población aragonesa.

  • Couchsurfing. Una forma parecida pero no igual que el intercambio de casas es el ‘couchsurfing’. Se trata de una gran comunidad de usuarios en todo el mundo formada por dos grandes grupos: los que buscan alojarse y los que ofrecen su casa. A diferencia del anterior, el anfitrión estará presente durante la estancia de los huéspedes y no necesariamente tiene que ir a la vivienda del invitado. ¿Cómo se compensa entonces que te dejen un sitio donde dormir? La mayoría de usuarios ayudan en las tareas del hogar al dueño de la casa o le llevan algún obsequio de su lugar de origen en modo de agradecimiento. Pero bajo ningún concepto está permitido que haya una transacción monetaria. Generalmente, los anfitriones suelen hacer además de guías con las personas que dormirán por unos días en su casa. ¿Qué se consigue entonces con este método? Los ‘invitados’ poder conocer el mundo, en este caso dormir en Zaragoza, sin tener que pagar por ello. Por otra parte, los que dejan su vivienda pueden hacer nuevas amistades y contar con una casa gratuita cuando viajen al lugar de residencia de su huésped.

 

Y tú, ¿has probado alguna de estas formas para viajar y poder disfrutar de un alojamiento sin pagar? Comparte con nosotros tus experiencias con este método u otros para conocer Zaragoza sin tener que pagar.