• Monasterio de Piedra. A poco más de una hora de Zaragoza, podrás visitar en familia uno de los espacios naturales con más encanto de nuestro país: el Monasterio de Piedra. Puedes acceder tanto al antiguo monasterio como al parque, por lo que las entradas pueden adquirirse de forma conjunta o individual. Sin duda el recorrido por el parque natural es la parte favorita de los niños ya que pasaréis por numerosas cascadas, entraréis en grutas, bajaréis escaleras… Todo esto en un entorno único y a pocos kilómetros de la capital aragonesa. Te recomendamos pasar el día aquí ya que la excursión ocupa varias horas (y más si vas con niños), y si vas a hacerlo con bebés o niños muy pequeños, usa una mochila (es imposible hacer el recorrido con carro).

 

  • Loarre. Uno de los lugares que más les gustará a los pequeños poder recorrer es el Castillo de Loarre. Solamente la subida hasta la zona en la que se encuentra esta fortificación es para ellos toda una aventura y es que las vistas no dejan a nadie indiferente. Tras dejar el coche el parking y coger las entradas, podréis acceder al interior del edificio e inspeccionar cada recoveco. Eso sí, no es posible visitarlo con silla de bebé, por lo que si los niños son todavía pequeños, lo mejor es hacerlo con una mochila apta para ellos. Algunas escenas del ‘Reino de los Cielos’ se grabaron aquí, así que si habéis visto esta película en familia, a tus hijos les encantará pisar ese mismo escenario.

  • Dinopolis. No existe en España un espacio dedicado en exclusiva a los dinosaurios como el que nos ofrece Teruel. Podrás llegar desde Zaragoza por la Autovía Mudéjar a tan sólo una hora y media de distancia. En este gran parque temático toda la familia disfrutaréis con espectáculos, actividades al aire libre, conociendo de cerca todos los secretos de estos habitantes extinguidos… Y recuerda que aunque Dinópolis está en la ciudad turolense, a lo largo de la provincia encontramos otros espacios del grupo donde los dinosaurios dejaron su huella: Titania, Mar Nummus, Legendark, Región Ambarina, Inhospitak, Valcaria y Bosque Pétreo

 

  • La Cuniacha. En Piedrafita de Jaca, a unos 150 kilómetros de la ciudad de Zaragoza, está el Parque Faunístico de los Pirineos: La Cuniacha. Podrás visitar en un gran entorno natural todo tipo de animales que actualmente viven en el Pirineo o conociendo especies que habitaron en esta zona y hoy en día se han extinguido o no lo hacen. Su principal característica es que la fauna puede entrar y salir del parque a su antojo. A lo largo de 4 kilómetros podrás hacer un recorrido por nuestro privilegiado entorno y conocer hasta 14 especies diferentes.

  • Sendaviva. Alejándonos de la comunidad de Aragón pero a poca distancia de Zaragoza está el parque temático Sendaviva (en Navarra), un espacio en el que combinan atracciones para toda la familia con la exposición de muchos animales al aire libre. Cuenta con un total de 30 atracciones donde descargar adrenalina, como caída libre, descenso en trineo, recorrer una gran tirolina o hacer un viaje virtual entre muchas otras. Pero también está pensado para los más pequeños de la casa, y cuenta con actividades como tío vivo, paseo en tren, cuentacuentos, espejos de la risa… ¡Y además es un zoo! Y todo lo anterior lo tendrás que combinar con unos protagonistas muy especiales: un total de 800 animales, de 200 especies diferentes y los cuáles conocerás en 9 rutas distintas. ¡Ideal para pasar un día en familia inolvidable!