• Fuente del Batallador. En el acceso principal del parque da la bienvenida la Fuente del Batallador; una bonita cascada que es recorrida por escaleras a los lados y que llega hasta el mismo parque. Si te animas a subir los peldaños, tendrás unas vistas impresionantes del parque y los alrededores.

  • Áreas infantiles. A lo largo del parque hay diferentes puntos en los que los más pequeños de la casa podrán subirse a los columpios, lanzarse por toboganes, trepar, jugar en la arena… Una de las zonas más concurridas está en la avenida principal del parque, la que va desde la entrada principal a la Fuente del Batallador. También encontrarás otras repartidas en diferentes puntos.

 

  • Jardín botánico. Cerca de la entrada principal puedes acceder al jardín botánico que hay dentro del parque donde encontrarás un lago habitado por diferentes patos y una gran pajarera. Por supuesto hay todo tipo de plantas y flores y podrás sentarse a disfrutar del entorno en sus numerosos bancos.

  • Alquiler de bicicletas. El parque cuenta con calles asfaltadas, por eso es perfecto para recorrerlo sobre ruedas. Verás que siempre hay muchos patinadores y todo tipo de ciclos: bicis normales, bicicletas para 4 personas, bicis con volante… Junto al jardín botánico podrás alquilar estos vehículos para recorrer el parque de una forma diferente o para que los niños disfruten de un rato divertido.

 

  • Tren turístico. Otra forma de no perderte todos los rincones de este parque es montarte en el tren turístico cuya estación está junto a la entrada principal y recorrerlo de una manera divertida y diferente; especialmente si vas con niños les encantará subirse a este mítico trenecito.

 

  • Bares y terrazas. Y por supuesto, si el tiempo acompaña, puedes tomar algo fresquito en cualquiera de los bares y terrazas que hay repartidos por el  parque. Junto a la rosaleda, cerca de la Fuente del Batallador, al lado del acceso que hay desde los pinares de Venecia…

Para acceder al parque lo puedes hacer en coche o en transporte público; por ejemplo, hay una parada de tranvía al lado de la entrada principal ya que está situado detrás del hospital más importante de Zaragoza, el Miguel Servet. Aparcar el coche cerca de la Fuente del Batallador es complicado ya que hay pocos huecos de parking, por lo que la mayoría optan por rodearlo y dejarlo en otras zonas que hay en los pinares. Como hemos comentado hay dos accesos, el principal desde la avenida Isabel la Católica y en la parte posterior y más alta del parque: desde los Pinares de Venecia (cerca del Parque de Atracciones de Zaragoza).