• El Viña. Se encuentra en la calle Jordan de Uries, junto a la céntrica calle Don Jaime I y muy cerca de la Catedral de La Seo y la Plaza del Pilar. Los clientes que vistan este típico local de tapas no dejan de probar nunca su plato estrella: las berenjenas. Pero también se puede encontrar croquetas, bravas, brocheta de ternasco… Es un local pequeño por lo que no siempre es fácil encontrar un hueco para pedir y además, lo habitual es ‘picotear’ estando de pie acompañado de una caña o un buen vino.

 

  • El Champi. Como su nombre indica, el famoso ‘Champi’ es una parada imprescindible para todo aquel que quiera comer las mejor tapas de champiñones de Zaragoza. Está en una de las mejores zonas para ir de tapas por la capital aragonesa, en el Tubo, situado en el centro de la ciudad; en concreto este bar está en la calle Libertad. Pero además de los pinchos de champiñones ningún cliente puede marcharse sin probar sus cervezas naturales o  sus vinos ecológicos de barril.

 

  • Estudios. Un clásico para aquellos que estén recorriendo el centro de Zaragoza y quieran hacer una parada para ir de tapeo por la ciudad es el bar Estudios, situado en la calle homónima. Quesos, embutidos, patés, buen vino; todo lo necesario para degustar los mejores sabores de la gastronomía aragonesa los encontrarás en este pintoresco local situado muy cerca del Teatro romano.

 

  • Artigas. En el barrio de las Delicias, un poco alejado del centro pero cercano a la Estación de tren y autobús, está el bar Artigas. Se trata de uno de los mejores locales de tapas de Zaragoza donde los clientes encuentran todo tipo de variedades de montaditos de croquetas, embutidos, huevos fritos, patés, quesos… Está situado en la calle Pamplona Escudero y asegura disfrutar de la cocina de Zaragoza al mejor precio.