Pero para aquellos que quieran hacer la Ruta de Cesaraugusta gratis podrán hacer planificando su visita a Zaragoza y pudiendo realizar el primer domingo de cada mes. También pueden hacerlo sin coste en cualquier época del calendario los jubilados, los niños menores de 8 años, los desempleados, periodistas acreditados, docentes y guías turísticos. Y además, hay 4 fechas concretas en la que la mayoría de museos de Zaragoza abren gratuitamente para conmemorar sus fiestas locales: el 29 de enero (San Valero), 23 de abril (San Jorge), 18 de mayo (el Día de los Museos) y el 12 de octubre (Día de El Pilar). Los cuatro puntos de interés abren de martes a sábado de 10 a 14 y de 17 a 21 horas y los domingos de 10 a 14,30 horas; los lunes permanece cerrado.

Ruta romana en Zaragoza

  • Foro. Antiguamente, uno de los lugares más populares entre los romanos era el Foro de su ciudad ya que allí era donde tenía lugar la vida social, comercial y de ocio de las poblaciones. Por eso, el Foro romano de Zaragoza fue uno de los núcleos clave para entender cómo era Cesaraugusta siglos atrás. Hoy en día se puede visitar en la Plaza de La Seo, bajando por unas escaleras hasta el subsuelo ya que en la antigüedad la ciudad estaba varios metros por debajo de dónde ahora la conocemos.

 

  • Teatro. El ocio y la diversión ha sido indispensables para los ciudadanos desde hace siglos y de ahí que el Teatro romano fuera uno de los lugares más importantes durante la hegemonía romana en Cesaraugusta. Hoy en día se puede visitar los restos de este espacio en el centro de Zaragoza; aunque desde el exterior se puede apreciar casi a la perfección, no hay nada mejor cómo poder pisar el mismo suelo que nuestros antepasados pisaron hace casi dos mil años atrás.

  • Puerto Fluvial. Aunque en la actualidad el Ebro por su paso por Zaragoza sólo es navegable mediante el Ebrobús o mediante kayak o piragua, antiguamente el río era totalmente navegable. Por eso Cesaragusta era una de las ciudades más importantes de la Península Ibérica en la época de los romanos y hoy en día, es uno de los lugares más visitados de la ciudad. Se puede acceder a él desde la Plaza San Bruno, situada detrás de la Catedral de La Seo, y ver algunos de los restos que daban vida a uno de los puntos más neurálgicos de la antigua Zaragoza.

 

  • Termas. Para los romanos las termas no sólo eran un lugar para el descanso y relax, sino que las termas eran un espacio de ocio y donde poder desarrollar su vida social. En la actualidad podemos visitar en pleno corazón de Zaragoza, a pocos metros de la Plaza de El Pilar, las antiguas termas romanas. Además de los restos que todavía se conservan en el mismo espacio donde siglos atrás se reunían los habitantes más pudientes de la población, se emite una proyección audiovisual en la que se explica la importancia de estos lugares públicos en la antigüedad.