La torre consta de dos zonas como mirador, una primera parte hasta la que el ascensor llega y que está semi-descubierta. Es decir, aunque está techada las zonas para asomarse no están protegidas; por lo que cuando el cierzo sopla no se está del todo a resguardo. Y para llegar a la parte más alta de la torre y alcanzar los 80 metros de altura, hay que subir dos tramos de escaleras, por lo que las personas con movilidad reducida o que vayan con carrito de bebé no podrán subir. Entre tramo y tramo, hay una pequeña sala de descanso que cuenta con dos bancos y unos expositores que ofrecemos a los visitantes más información sobre la torre y la última reforma realizada. En el centro está como protagonista una escalera de caracol que da a la zona de arriba. Este segundo mirador está totalmente acristalado y al resguardo de las desavenencias climatológicas.

Torre del Pilar: horarios y precios

El precio para subir a la Torre de El Pilar es de 3 euros por persona, excepto para los menores de 9 años que pueden acceder totalmente gratis. La torre abre todos los días de 10 a 14 horas y de 16 a 18 horas; excepto en los meses de verano que se prolonga su apertura en dos horas más. Si quieres ver un bonito atardecer con el Ebro a tus pies, los Pirineos como telón de fondo y una mezcla de colores inundando toda Zaragoza, te recomendamos subir a la Torre del Pilar en los últimos minutos de su horario. Se accede por la Ribera del Ebro en la esquina con la Calle Jardiel; se puede dejar el coche en el parking de la Plaza del Pilar (es de pago) o coger el transporte público. Las líneas de autobús 29 y 36 dejan junto al monumento y la línea de tranvía en la parada Plaza del Pilar-Murallas deja a unos metros de la Torre.